Seguimiento de niños que han venido previamente a consulta presencial.

Asesoría a profesionales (optómetras, pedagogos, psicólogos, logopedas…), respondiendo a las consultas específicas de casos tratados por ellos.

Asesoría a maestros, para ayudarles a orientar a los alumnos con problemas en el aprendizaje.